Fuerzas Armadas Birmania

Foto: www.dw.com

Por: Camila Caína

Myanmarar se está hundiendo aún más en una crisis económica y política que podría llevar al país a una guerra civil, dijo el lunes la enviada especial de la ONU para el país, Christine Schraner Burgener.

Schraner Burgener dijo que los civiles están formando progresivamente lo que se denominan grupos de “Fuerza de Defensa del Pueblo” a medida que los manifestantes “han comenzado a pasar de la defensiva a la ofensiva” contra las fuerzas de seguridad de la junta militar.

“La gente está realmente frustrada y teme de los ataques, y simplemente me dijeron que necesitan tener autodefensa”, dijo la delegada y señaló que “podría suceder” una guerra civil.

Schraner Burgener ha estado manteniendo un diálogo inclusivo desde su base de operaciones en Tailandia con grupos de Myanmar, la junta militar, los grupos étnicos armados, la sociedad civil y los partidos políticos para evitar tal escenario.

“Claramente no será fácil convencer especialmente a ambas partes para que se acerquen a una mesa de diálogo, pero ofrezco mis buenos oficios para ser un canal y quizás también un puente”, dijo la enviada. “Espero poder desempeñar este papel para evitar más derramamiento de sangre y una guerra civil que duraría mucho tiempo”.

En total, 824 personas han muerto a manos de las fuerzas armadas de Myanmar y otras 4.301 han sido detenidas desde que el Tatmadaw (Ejército) derrocó al Gobierno civil el 1 de febrero, según los datos recopilados por el monitor de la Asociación de Asistencia para Presos Políticos de Myanmar.

Unas 61.000 personas han sido desplazadas internamente y otras 12.000 han huido a los países vecinos de India y Tailandia, afirmó Schraner Burgener.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *