El calentamiento global afecta a la salud humana de muchas maneras, una de ellas es el aumento de la mortalidad asociada al calor, cuyo impacto real no se había calculado nunca.

La investigación concluye que entre, 1991 y 2018, el 37% de las muertes relacionadas con el calor se debieron al cambio climático provocado por el hombre.

El estudio advierte además de que los cambios locales del clima y la vulnerabilidad de su población, dispararon el porcentaje de muertes en los países de América Central y del Sur (hasta el 76% en Ecuador o Colombia, y del Sudeste Asiático (entre el 48% y el 61%).Datos de 732 localidades de 43 países de todo el mundo. España tuvo un 30% de muertes relacionadas con el calor atribuidas al cambio climático inducido por el ser humano. Concretamente, el número de muertes por calor relacionado con el cambio climático “es de 704 por año en el período de verano en las capitales de provincia de España, en concreto, 177 en Madrid, 94 en y Barcelona y 39 en sevilla


Estas cifras son bastante más elevadas, por ejemplo, que las que notificadas en el Reino Unido, donde las muertes relacionadas con el calor y atribuibles al cambio climático ascienden a 82 en Londres cada año.grado de vulnerabilidad por regiones: 136 muertes más al año en Santiago de Chile (44,3% del total de muertes relacionadas con el calor en la ciudad), 189 en Atenas (26,1%), 172 en Roma (32%), 156 en Tokio (35,6%), 177 en Madrid (31,9%).

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *